Ecuador

Standard

La Calle Olmedo

     El primer día, después de la llegada de avión, fui a alquilar una moto a Ecuador Freedom Bike Rental. Los motos fueron equipados con GPS, por  eso no nos  perdíamos. Fue un perfecto manera para ver la ciudad porque fuimos a nuestro velocidad.  Exploramos el casco antigua, y tomamos fotos de la arquitectura extraordinaria. Las calles estuvieron lleno de edificios coloridos, iglesias impressantes, y plazas tranquilas. Comí en un restaurante se llama Mea Culpa. Mi plato favorito fue crepes de pangora. Después de cena fui de compras en las calles por los vendedores, compre

La Merced

 joyas y tela tejida. Terminamos el noche con un servicio religioso a un iglesia local, La Merced. Era un iglesia muy bella, pero los sacerdotes hablieron muy radipo, y fue dificil para entender. En cambio, intenté a leer la Biblia en español! Fue muy difícil pero divertido, así que compré una Biblia en español para que yo pueda practicar en casa! El siguiente mañana, nos despertamos temprano en orden a tomar un avión a las islas Galápagos. Hubo sólo dos aviones de ese día. Puesto que perdimos el primero, tuvimos que esperar todo el día para el segundo avión. Para pasar el tiempo, jugamos juegos de cartas y el perdedor tuvo que pagar para nuestro almuerzo.  Fue un partido cerrado y después de tres horas de cartas, apenas tuve penúltimo. Que suerte! No tuve demasiado dinero. Finalmente, el avión llegó dos hora temprano y el piloto se recibió una ovación de pie.  Por la durante de la semana, visitamos las islas y los cinco días no fue suficiente para ver y hacer todo allí.  Hay controles estrictos sobre los viajes turísticos para proteger los hábitats naturales. Por eso tenemos que estar acompañados por un guía del parque nacional. Viajamos con ROW adventures. Fue un grupo de turistas íntimas porque hubo un máximo de 12 personas en cada grupo. También este grupo es el único que permite dormir durante la noche en la isla. Esto fue muy útil para nosotros porque llegamos tarde. Por eso no tenemos que preocuparse sobre el vuelo regreso al continente para pasar la noche. Nos dormimos en tiendas de campaña el primer y segundo noches. Al día siguiente viajamos por kayak desde nuestro campamento a Manglecito en la isla de San Cristobal. Después de 3 horas de trabajo, mis brazos se sentían como jalea, pero el agua y los sitios eran tan preciosos que no se dio cuenta. En Manglecito vimos los pájaros y disfrutamos las playas. Luego fuimos a la Isla Lobos y Kicker Rock. El resto del día estuvo lleno de nadar respirando por un tubo. Vimos un montón de vida salvaje, incluyendo el tiburón blanco del arrecife, rayas águila y lobos marinos (mi favorito!) No fueron tímidos! Un besó mi kayak! ¡Qué chévere! Por la tarde regresamos a nuestro campamento para disfrutar una noche de hermosas atardeceres en la playa. A la mañana sucesiva, fuimos a Los Tuneles por un paseo de barco de una hora. Los Tuneles es una formación de lava muy diferente y especial de cuevas y arcos. Fue maravilloso desde la orilla y desde bajo del agua. Después, fuimos a ciudad para almuerzo.Me comí locro de papa, la famosa sopa de Ecuador con los aguacates, papas y queso. Fue muy bueno, pero yo quería carne, porque de todas las actividades. Pedí cuy a la sugerencia del camarero. Yo no supe de que fue! Sin embargo, cuando se sirvió a mí, no quise ser grosero, así que lo comí. Nunca me dame un cobayo! Luego fuimos al Centro de Cría de Tortuga.

 

 

 

El día próximo: Después del desayuno, tomamos un vuelo a Baltra. Cuando llegamos nos fuimos en un paseo en bote con un pescador a Daphne Mayor. Esta isla es el hogar de los famosos pinzones de Darwin. Hubo muchas otras aves, como Galápagos Martins, piqueros de patas azules y piqueros enmascarados.Las patas fue extraordinario. No podía creer que esos eran los colores reales. Pensé que alguien les pintó. Por el resto del día, descansé en la playa y nadé con lobos marinos. Fue increíble lo cerca que llegó a nosotros.

El ultimo dia en las isla galapagos fue pefecta. Hicimos mucho en el último día, pero mi parte favorita fue la última actividad. Navegamos a Bahía de Tortuga, una playa hermosa. Nos relajamos y miramos otra atardecer impresionante. También vimos tortugas marinas (el nombre de Bahía de Tortuga) Después fuimos a Puerto Ayora para la cena. Nuestra última cosa en las Islas Galápagos fue el viaje por avión pequeña en orden a regresar al continente. La vista desde la ventanilla del avión fue increíble.

No quise salir! Fue una experiencia mágica que nunca olvidaré. Si fuera por mí, yo habría vivido con los lobos marinos … tal vez no, que huelen terrible!

Mañana voy a despedirse de Quito y Ecuador después de ver un poco más de la capital.
¡Hasta pronto!
~ Besos
Viviana

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s